EL “GASOLINAZO” COLOMBIANO



5 de abril de 2011

Sergio Muñoz, Presidente OCE-Unicesar, Miembro de la Dirección Nacional del Polo Joven.


 El 26 de diciembre del año pasado, el gobierno boliviano, a través del Decreto Supremo No 748[1], aumentó los precios de ciertos combustibles entre un 57% (gasolina Premium) y un 82% (diesel). Los argumentos de dicho aumentó eran básicamente: el aumento del contrabando; la distorsión de “los propósitos que impulsaron la política de subsidio de los carburantes en el mercado interno”[2]; y el alto costo estatal por dichas subvenciones, las cuales ascienden a $380 millones de dólares anuales.[3]

El descontento popular, que no pudo ser contenida con propuestas como el aumento de los salarios públicos en un 20%, además del congelamiento de las facturas de servicios públicos, llevó a que el gobierno de Evo Morales reversara esta medida antes de la medianoche del 31 de diciembre de 2010. [4] [5]

Ahora bien, existe un verdadero y constante “gasolinazo” en Colombia. Un “gasolinazo” del cual muy poco se discute. En nuestro país está en marcha una política de estímulo a las trasnacionales del sector y de aumento exacerbado del precio de los combustibles, lo cual golpea fuertemente las endebles economías de los hogares colombianos, la gran mayoría con ingresos por debajo del salario mínimo, $535.600 pesos. Como muestra de lo primero, el Ministro de Minas y Energía, Carlos Rodado Noriega, informó que, a la fecha, el gobierno de Juan Manuel Santos ha firmado más de 60 contratos de exploración, y que la meta del actual presidente es llegar a los 205 contratos con diferentes compañías multinacionales[6], obviando por cierto a ECOPETROL, empresa estatal que tiene serias intenciones de privatizar del todo.

Con respecto al aumento del valor de los combustibles, la Asociación Colombiana de Ingeniería de Petróleos, ACIPET, calcula que entre el año 2002 y el año 2011 se ha dado un escandaloso incremento en los precios de combustible de 360%. En diciembre de 2010 el precio de la gasolina aumentó entre $157 y $263, y $211 el ACPM[7]; en marzo de 2011 aumentó $210[8]; y en abril de este año el incremento es de $155. El Ministerio de Minas y Energía argumenta que los aumentos se deben a “que los precios internacionales del petróleo siguen en un nivel alto y con tendencia al alza”, y que “el incremento en los precios de la gasolina y el ACPM se hace necesario con el fin de ayudar a reducir el déficit del Fondo de Estabilización de Precios a los Combustibles, FEPC, que al 28 de febrero superó los $393.000 millones de pesos”.[9]

El gobierno de Santos ha sido muy claro en señalar que en el Presupuesto General de la Nación no hay ni habrá espacio para los subsidios a los combustibles, y que la gasolina deberá remunerarse a paridad importación[10], tal como lo definió la resolución 82438 de diciembre 23 de 1998[11], lo que quiere decir que los colombianos tendrán que pagar la gasolina como si fuesen importadas en su totalidad las necesidades internas de hidrocarburos, lo que constituye un brutal ataque a sus bolsillos, y una grave falsedad con propósitos maquiavélicos.

Es inaudito que mientras la producción neta de petróleo y gas de ECOPETROL aumentó en 2010 un 15,0% frente al 2009[12] los precios en Colombia continúan al alza. Además de esto, ECOPETROL produjo en el 2010 más 615 mil barriles de petróleo al día, un incremento de 18,3% contrastándolo con el año 2009, año en el cual produjo 520 mil barriles equivalentes de petróleo diarios (KBPED).[13]  Parte de este problema encuentra su fundamento en la alta carga impositiva sobre el precio final del combustible. De hecho, si tomamos el IVA, el impuesto global y la sobretasa que se aplica a la gasolina, encontramos que representa el 28, 09% del precio final de la gasolina corriente (tomando como base el precio de Bogotá).

A lo anterior debemos sumarle que el Gobierno Nacional decidió atar el precio del combustible que pagan los colombianos a los precios internacionales. Recordemos que el precio del barril llegó a US $147.50 en julio de 2008, luego cayó abruptamente para luego ascender, y hoy cotizarse en US $ 108,47 el barril. Misteriosamente los colombianos no nos hemos beneficiado del descenso del precio del barril a nivel internacional, como se supondría ha debido pasar, y todo porque el Gobierno, tan acostumbrado a ello, cambió las reglas a mitad del juego y decidió arbitrariamente congelar los precios, lo que nos ha llevado a pagar una de las gasolinas más caras del mundo.

Para el grueso de la población colombiana es insoportable esta gravosa carga, la cual, inmisericordemente, el gobierno de Juan Manuel Santos sigue recargando. Es imprescindible iniciar un debate que sirva para ilustrar a todos nuestros compatriotas sobre las causas, consecuencias y soluciones a tamaño ultraje. Llegado ese momento millones de colombianos coronaremos con creces el sendero trazado por nuestros compatriotas bolivianos frente a este verdadero “gasolinazo”, y a través de multitudinarias movilizaciones coronaremos un proyecto de Estado verdaderamente democrático.




[1] http://www.gacetaoficialdebolivia.gob.bo/normas/verGratis/138884
[3] http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2011/01/110103_bolivia_gasolinazo_costo_politico_fp.shtml
[4]http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2010/12/101231_bolivia_anulacion_decreto_aumento_gasolina_ra.shtml
[5] http://www.bolpress.com/art.php?Cod=2011010103
[6] http://www.portafolio.com.co/noticias/economia-hoy/firmados-mas-de-60-contratos-para-busqueda-de-hidrocarburos
[7] http://www.elespectador.com/articulo-237926-precio-del-galon-de-gasolina-sube-entre-157-y-263-pesos
[8] http://www.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-9000747
[10] http://www.elespectador.com/economia/articulo-242509-combustibles-seguiran-al-alza-primer-trimestre-de-2011?page=1
[11] http://201.221.149.187/files/sii_14874_des_item.pdf

Videos OCE-Unicesar Blip.tv

Universidad Popular del Cesar

Universidad Popular del Cesar
Click para ingresar

Grupo de OCE-Unicesar en Facebook

ASAMBLEA DE CIERRE

Loading...

Asamblea 4 de JUNIO

Loading...

Dia Del Estudiante (2007)

Loading...

CAMPAÑA PRO BIBLIOTECA

Loading...

¿Te gusta nuestra pagina?

My Great Web page